Facebookinstagrampinteresttwitteryoutube
Anterior

Ensalada mediterránea de coliflor, lentejas y menta

Yep, mi disco duro dejó de funcionar el viernes por arte de magia, justo cuando iba a una clase personalizada de photoshop. Llevaba esperando esta clase un mes, y claro llevaba 4 meses sin hacer una copia de seguridad de mis fotos…en fin. No tengo ninguna foto de los últimos 5 meses y después de un día un poco torzido, ya lo tengo asumido. Al fin y al cabo son fotos, y no es el fin del mundo. Lo único que me queda por hacer es hacer más y más fotos, y hacer más y más copias de seguridad, aunque el informático no tiene ni idea de porque mi disco duro ha dejado de funcionar.
Como último recurso, mañana lo llevo a un sitio a ver si pueden recuperar los datos….porque es que tenía unas recetas tan bonitas por compartir. Por suerte, las tengo anotadas: Crêpes de harina de arroz con 3 toppings, Granola de maíz, frutos secos y chocolate, albondigas de lentejas y ricotta y muchas más que no recuerdo, ainsh! Es todo un proceso integrar varias facetas de la vida, siendo mamá, los dos peques y el poco a poco hacer más trabajos, crecer como profesional…es todo un reto, por lo menos para mi. Y cuando me pasa algo como que me quedo sin todo lo que he hecho este último año, es un pequeño golpe en mi autoestima y de autocrítica. No por las fotos en si, sino más bien porque ahora tengo la sensación de volver a empezar, de no haber estado a la altura…but, hey, it’s life….y todo se soluciona con una buena receta, verdad?

El poder de las ensaladas es maravilloso, porque puedes jugar con muchos ingredientes, combinar sabores y texturas y crear platos tan bonitos como deliciosos. En una ensalada, todo está en el equilibrio de sabores (dulce, cítrico, ácido) y texturas (suave, crujientes, etc). No sé si os he contado que he vivido 3 años en Casablanca, Marruecos, y tengo mucho recuerdo de las especias que usan allí (el comino, la canela en la salsa de tomate por ejemplo), de la cantidad de frutos secos, y en general de colores y contrastes de sabores en sus ensaladas.

Con el cambio de tiempo estos días, nos siguen apeteciendo platos con verduras cocinadas al horno con especias, y allí añadirle algo de proteína vegetal, algo crudo, algo crujiente y una salsa cremosa deliciosa, y listo! Es perfecta para llevar en un picnic o a casa de unos amigos para comer o cenar.

Ensalada Mediterránea de lentejas, coliflor horneada y menta
Para 3 personas aprox.

1 cabeza de coliflor
1 boniato
6 cucharas de aceite de oliva
1/4 cucharita de canela en polvo
1/4 cucharita de jengibre en polvo
1/4 cucharita de pimentón ahumado o dulce en polvo
sal & pimienta

4 dátiles
1 cup de lentejas beluga, caviar u otro tipo cocidas
espinaca baby o mezclum
1/4 de col lombarda / radicchio
un puñado de menta

frutos secos sweet & salty
1/4 cup /35 gr de anacardos
1/4 cup / 35 gr de almendras
1 cuchara de aceite de coco

un poco de romero fresco o seco
1/2 cucharita de pimentón ahumado
1/2 cucharita de canela en polvo
sal

salsa
4-5 cucharas de tahini
1 cuchara de agua
zumo de 1/2 limón
zumo de 1/2 naranja
sal
1 cuchara de sirope de arce

Precalienta el horno a 200º. Desmenuza el coliflor y limpia bien el boniato. Corta el boniato en rodajas de 1 cm de grosor aprox. En un bol, pon el aceite de olivas y las especias. Mezcla y vierte encima del coliflor y boniato para impregnarlos de la salsa.
Pon la verdura sobre la bandeja de hornear con papel de hornear y hornea durante 25 minutos aprox. o hasta que veas que está dorado y cocido.

Mientras corta los dátiles (quitando el hueso), corta la menta y la col lombarda finamente.
En una sartén, pon a dorar el aceite de coco con las especias y los frutos secos, mezclando un poco. Dora unos 5 minutos o hasta que veas que están crujientes. Reserva.

En un bol, mezcla los ingredientes de la salsa hasta que esté lisa y cremosa. Puedes rectificar la cantidad de agua según deseada.

Sacar las verduras del horno y reserva.
En un bol, pon una capa de verdes (espinacas o mezclum). En un bol aparte mezcla las lentejas con la coliflor y boniato. Pon los encima de las espinacas. Añade la col morada, los dátiles y la menta. Añade los frutos secos trozeados y por último la salsa!

6 thoughts on “Ensalada mediterránea de coliflor, lentejas y menta”

  1. Hola Chloé, la ensalada tiene una pinta estupenda! Qué creativas eres siempre! Siento mucho lo de la pérdida de las fotos. Justo hace unos días comentaba con mi marido que tenía que vaciar las fotos del teléfono porque ya no me cabían más fotos, y me comentaba que los discos duros también fallan a veces, él es informático. Y yo me agobié pensando cómo podía guardar tantas fotos de mis hijos…Es cierto que hay que tener menos apego a las cosas, pero yo también me sentiría mal si se pierden esas fotos. Al final las fotos son recuerdos, y esos recuerdos están en nuestra cabeza, pero es bonito poderlos acompañar de imágenes tangibles. Son cosas que pueden pasar, está claro, espero que poco a poco te vayas sintiendo más tranquila. Un abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te invito a que te registres si quieres recibir las últimas recetas y novedades