Facebookinstagrampinteresttwitteryoutube
Anterior

Cauliflower Bites


Las vacaciones con dos peques pueden ser a veces muy intensas, pero creo que hemos organizado planes muy divertidos estos días. El tiempo nos ha acompañado y hemos aprovechado para estar al aire libre lo máximo posible. Hemos hecho “trabajos” de jardinería en casa de mi madre, limpiado la piscina, subido en poney, paseado por Vallvidrera en bici, visitado todos los parques de nuestro barrio, dibujado en acuarelas, etc. Cuando digo “hemos” me refiero a Elliot y a mi, Lou nos acompaña como buena animadora, pero se cansa rápidamente. Hasta Elliot jugó a fútbol en el salón con mi madre, el nivel era tan alto que mi madre se cayó al suelo, se resbaló con la alfombra y se rompió + desplazó la muñeca! Así que ahora mi madre tiene la escayola llena de dibujos de “Xispa” y “Pluto”, los nombres de los poneys que Elliot conoció esta semana.

Con tantos planes, tiendas cerradas, poco tiempo y mucho sueño, es complicado organizar comidas, neveras y recetas, pero por eso es bueno relajarse y simplificarse la vida.
El coliflor está llegando al final de su temporada y aprovecho para compartir esta receta muy sencilla y genial para cenar. El sabor del coliflor es fuerte en general, y quizás no el favorito de muchos niños. A mí me gusta prepararlo en puré, al horno o cortado fino en mandolina (receta pronto). Estas mini croquetas o tipo falafels saben a coliflor, pero con el tahini, perejil o una salsa rica para acompañar puedes suavizar su sabor.
Yo las serví con un ketchup orgánico, pero puedes servirlo con una salsa de tomate, con una salsa de yogurt, pepino y menta o alguna de coco y curry quizás?
*compra local, orgánico y/o a granel dentro de lo posible

Cauliflower Bites

1/2 cabeza de coliflor (cruda)
1 diente de ajo (opcional)
2 cucharas soperas de tahini
1/4 cup o 30 gr de harina de almendra o de avena (si ves que necesitas añadir un poco más)
200 gr de garbanzos cocidos o alubias blancas
un puñado de guisantes frescos o congelados
sal & pimienta
perejil
1 cuchara sopera de za’atar (*ver receta más abajo)
opcional pero a Elliot le encantó: parmesano u otro queso (puse 1/3 cup aprox)

*Mezcla de Za’atar

4 cucharas soperas de semillas de sésamo tostado
2 cucharas soperas de sumac (yo lo compro por Amazon) o de pimentón ahumado o dulce
2 cucharas soperas de tomillo seco
pizca de sal
1 cuchara de comino en polvo

Precalienta el horno a 185ºC.
Desmenuza la coliflor. En tu procesador de alimentos, añade los ingredientes de los falafels. Procesa pero tampoco demasiado para tener una textura homogénea pero tampoco queremos que quede demasiado “lisa”.
Pon la masa en la nevera unos minutos.
Forma unas bolitas con tus manos y hornea unos 35-40 minutos o hasta que veas que están doradas. A media cocción, yo les día la vuelta.

Para la mezcla de Za’atar, simplemente en un bol mezcla los ingredientes y guarda en un tarro hermético.

Sirve los cauliflower bites con keptchup orgánico o otra salsa de tu preferencia.

8 comentarios en “Cauliflower Bites”

  1. Hola Chloe! Siento que tu madre se rompiera la muñeca. Espero que se recupere pronto 🙂
    Una pregunta, los ingredientes van crudos en la mezcla? Los garbanzos cocidos, pero los guisantes y la coliflor? Crudos? No se quedan duros los guisantes solo con el horno? Tengo ganas de probarla!!!! Mil gracias!

    1. Gracias Paula, si pobre fue una mala jugada 😉 Ah cierto, voy a detallarlo todo mejor. Los garbanzos cocidos, la coliflor cruda y yo puse los guisantes congelados y no quedaron duros ;)))

  2. Hola, Chloe.

    Las hice y nos encantaron a todos. Además, son súper fáciles y rápidos de preparar. Quería agradecerte de todo corazón el hecho de que compartas tus súper recetas con nosotros. Un abrazo y mil gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te invito a que te registres si quieres recibir las últimas recetas y novedades