¿Qué es el batch cooking?

El batch cooking es un método que te simplifica la vida en la cocina. ¿Siempre has tenido problemas para organizarte las comidas y has acabado cocinando un plato poco saludable porque no tenías tiempo? Con el batch cooking ganarás tiempo, ahorrarás dinero y podrás reconciliarte con la cocina, asegurándote platos saludables y frescos con muy poco esfuerzo durante la semana. 

Dedícale unas horas un día a la semana a preparar lotes (batch) de recetas que se conserven adecuadamente. El objetivo es adelantar unas preparaciones que permitan que optimices tus horas dedicadas a cocinar y las comidas de cada día. Normalmente, se suele hacer el domingo, pero obviamente puedes adaptar el método al día que mejor te vaya. Con el contenido de cada lote podrás combinar y jugar durante toda la semana, recreándote en tus platos y, quizás, preparando cosas que no te habías planteado. Simple, ¿verdad? Te aseguro que con este hábito verás mejoras en tu día a día. Solo tienes que adaptarlo a ti y a tus necesidades.

La clave está en que aquello que preparas con antelación sea fácil de combinar y tenga una buena conservación en la nevera, de unos tres o cuatro días. La práctica te ayudará a entender mejor el batch cooking y a tener unos alimentos claves que sabes que no pueden faltar durante la semana. Por ejemplo, una crema, un hummus, salsas, etc. que te sean útiles a la hora de combinar con otros alimentos. Te recomiendo que en tu batch cooking introduzcas alguna preparación para el desayuno, como granolas o alguna compota. Con esta organización, te será mucho más sencillo prepararte un desayuno sano y completo en tiempo récord. 

¿Qué beneficios tiene el Batch Cooking?

Con el batch cooking prepararás en grandes cantidades los alimentos base de tu semana, los cuales los irás combinando con productos frescos o fáciles de cocinar para crear el plato final. 

Para mí, una de las ventajas más importantes que nos aporta el batch cooking es la reconciliación con la cocina. Con la rutina de todas las semanas, al final se nos hace pesado tener que dedicarle cada día un tiempo concreto a cocinar; la pereza, el cansancio y la falta de inspiración hacen que al final comamos “lo primero que pillemos”. Con el batch cooking, harás que la cocina sea un espacio de bienestar y disfrute, además de organización, permitiéndole a tu cuerpo una alimentación mucho más saludable, variada y casera.

Por otro lado, ganarás tiempo durante la semana para dedicarlo a otros hobbies y, lo más importante, fregarás mucho menos a lo largo del día. También ahorrarás dinero, ya que con una buena planificación y organización evitarás comprar alimentos que no necesitas y realizarás la compra de la semana en un solo día. Esto también evita que se tire comida, ya que que sabrás qué cantidades necesitas.

 

¿Cómo conservo la comida durante la semana?

Saber conservar bien tus alimentos para que estén en buen estado el máximo tiempo posible es fundamental para llevar a cabo una buena práctica del batch cooking. Siempre recomiendo hacer una inversión en varios tarros de cristal de calidad. La clave está en tener a tu disposición diferentes medidas de tarros para poder mantener las cantidades de alimentos necesarias. Por ejemplo, unos más pequeños para salsas, mantequillas o frutos secos y otros más grandes para cereales, cremas, sopas o granola, entre otras muchas.

Los alimentos frescos, como las verduras, sobre todos las de hoja verde, también es muy importante conservarlos adecuadamente; límpialas, sécalas y córtalas a tu gusto para poder guardarlas correctamente, en bolsas o paños de cocina.

Los tarros, además de ser muy útiles e indispensables para realizar un buen batch cooking, hacen que tu nevera se llene de colores, de diferentes comidas muy apetecibles y sea visualmente atractivo.

En definitiva, ¿por qué debes hacer batch cooking?

 

  1. Ahorra tiempo: planifica, organiza y cocina en un único día a la semana y optimiza tu tiempo.
  2. Come mejor: adelanta recetas saludables, variadas y caseras.
  3. Experimenta: utiliza diferentes sabores y texturas y mezcla alimentos. ¡Fantasea con tu paladar!
  4. Ahorra dinero: haz la compra de la semana en un único día y planifica muy bien qué necesitas realmente. 
  5. Evita que la comida se deteriore: con el batch cooking evitarás tirar comida.
  6. Ensucia menos: con los tarros hechos y planificados, el uso de utensilios el resto de la semana se reducirá considerablemente. 

¿Quieres aprender a poner en práctica el batch cooking?

Reconcíliate con la cocina y optimiza tu tiempo, consiguiendo platos variados y saludables para toda la semana. ¿Te animas?