Anterior
Comidas saludables
Recetas vegetarianas
Planificación semanal de comidas

Sésamo Kale Bowl

Cuando todo toma su forma natural y todo encaja, es cuando todo fluye.

Hay momentos en que todo parece desmoronarse, caerse en trozos o ya no tiene sentido (o eso parece). Pero esos momentos, cuando ya pasan, es cuando te das cuenta de que eran necesarios para que todo vuelva a encajar. Todo junto. Todo en uno.

De eso trata esta receta, unir todo, que todo encaja, que tenga o no sentido, eso es lo de menos.
Parece que siempre tenemos que estar a tope, siempre bien, siempre positivos y de buen humor. Pues no, la vida son ciclos, cambios, períodos mejor y peores…y estar siempre allí arriba es agotador.
Por eso, cuando ocurren esos momentos que parece que todo se desmorrona no pasa nada…deja que fluya, que ocurra porque todo volverá a su estado normal.

Esta semana Baby Elliot está malito, durmiendo mucho y comiendo poco, la cocina ha dejado de funcionar (vivo en Lima y tengo una cocina de los años 50), yo llevo toda la semana con oídos tapados y con un eBook entre manos pero sin cocina. Plof….

Igual pasa en la cocina, hay momento en que no estas inspirada o nada parece salir bien. O cuando haces una receta y dices todo encaja, como este Sésamo Kale Macro Bowl, ideal para una cena nutritiva y reconfortante.
 

Un bol lleno de proteína vegetal acompañado de un aliño agridulce! Bon Appétit!
Este bowl une varias cosas que me encanta comer: el boniato o camote, el kale, la quinoa, el saeurkraut y el sésamo.

Prepárate este super bowl y todo irá bien.

*compra local y orgánico dentro de lo posible
Para 2 personas

Quinoa
1/2 cup de quinoa cruda
1 cups de agua
pizca de sal
zumo de 1/2 limón

Rostïs de boniato o camote
1 boniato
1 zanahoria

Ensalada de Kale
4 a 5 hojas de kale
1 cebolla china trozeada

Aliño
2 cucharas de tahini
1 cucharita de jengibre rallado
zumo de 1/2 limón
1/2 cucharita de miso
1/2 cucharita de tamari o salsa de soya sin gluten
1 diente de ajo
1 cucharita de miel
pizca de sal

Saeurkraut (col fermentada)

Gomasio (mezcla de sal con semillas de sésamo)

Precalentar el horno a 180ºC.

Primero rallar el boniato y la zanahoria.
Poner en un bol y añadir una pizca de sal, mezcla bien y reserva unos 5 minutos.

Mientras pon a cocinar la quinoa. En una olla mediana, poner la quinoa, con el agua, la sal y el zumo del medio limón. Cuando hierva, bajar la temperatura a la mitad y tapar. En unos 10-15 minutos, estará lista.

Con tus manos, presionar bien el boniato y zanahoria rallados para extraer el líquido. Añadir sal, pimienta y un chorrito de aceite y volver a mezclar. En una bandeja de hornear, verter un poco de aceite de oliva y hacer montoncitos. Hornear unos 35 minutos.

Limpiar las hojas de kale y sacar el tallo del medio.
Limpiar y cortar la cebolla china.

Añadir todos los ingredientes del aliño en tu batidora hasta obtener una textura cremosa o bien en un bol con una cuchara.
Masajear el kale con el aliño hasta que todas las hojas se queden impregnadas.

Sacar los fritters de boniato del horno.
 

En un bol, poner un poco de ensalada, una porción de quinoa, por encima dos fritters de camote, un poco de saeurkraut y decorar con cebolla china y gomasio.
 

 

 

4 comentarios para “Sésamo Kale Bowl”

  1. Qué buena reflexión Chloé, yo también he pasado una semana regular con Allegra enferma y por si no fuera poco el día que salimos del hospital caigo yo con anginas.
    Vamos que hay que dejar que las cosas fluyan y así me encuentro en estos momentos al leer tu post…
    Por cierto, vi hace poco el documental Finding Joe que va muy acorde con estos momentos .. I highly recommend it to you.
    Mucho love desde los 40º madrileños
    Alejandra (yomemimo.com)

    1. Aishh pobrecilla!! vaya mala suerte!! Espero que tanto Baby Allegra como tú estéis mejor! Si lo mejor es que fluya y no intentar ir a contracorriente jeje!
      Ah genial, pues me lo voy a mirar sin falta! Thank you darling!
      Aish que caló por dios!! ánimo y muchos besos!

  2. Totalmente de acuerdo!!! Se ha puesto de moda ser feliz todo el día y es algo que no aguanto. No es que sea una persona triste ni nada de eso, pero siento que la gente no se permite tener días malos, regulares o lo que sea. Me refiero a que se mortifican por tenerlos. Yo misma antes lo hacía. Una vez una amiga, muy sabia y muy linda, me dijo que los momentos malos son momentos de calma, que nos sirven para tomar impulso y recargar energías para los momentos buenos que están por venir. Me encantó su reflexión. Y también me ha gustado mucho la tuya y tu receta. Estoy replanteándome toda mi alimentación por problemas continuos de estómago que vengo sufriendo desde mucho tiempo. Y tus recetas me están ayudando mucho a empezar, a ser más consciente con lo que como. ¡Gracias por compartirlas! Qué se recupere pronto Baby Elliot ¡Es taaaaaan lindo! <3
    ¡Un abrazote virtual!

    PD: Yo también tengo una cocina de los años 50 acá en Lima jajajajaja ¡identificación total!

    1. Exacto Bea! totalmente de acuerdo!
      Muchíiisimas gracias por tu mensaje!
      Que bien me alegro mucho, poco a poco ya verás como cambias!
      Sii, pobre, está durmiendo mucho y con el estomago suelto, seran los dientes!
      Jejeje viva las cocinas antiguas! un beso!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

x

¿Quieres aprender a comer de manera saludable?

¡Apúntate a
BIOTIFUL NEWS!

Recibirás un ebook gratuito de cómo crear tu nevera y despensa saludable

No, gracias
* Registrándote a nuestra newsletter estás aceptando la política de privacidad

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies