Anterior
Comidas saludables
Recetas vegetarianas
Planificación semanal de comidas

Pasta verde primavera & pesto

Estamos a 12 de abril y no sabéis qué calor hace ya aquí en Hanoi! Una sensación de calor que nunca había tenido. Al levantarnos (que últimamente está siendo a las 05.30 / 06am de la mañana, Elliot quiere madrugar mucho, aún no entiendo mucho el motivo) es el momento del día que nos sentimos a gusto, sensación de frescor, abres las ventanas y notas un poquitín de brisa. Pero a medida que va avanzando el día, es que no te puedes mover, no notas aire y la sensación de humedad es del 100% (yo diría del 10000000%).
Estás quieta, sin moverte y tu cuerpo suda, así tal cual. Ahora son las 16h y creo que empiezo a ser persona otra vez.
Y eso que solo estamos en abril?! Me han dicho amigas que mayo, junio y julio se pasa fatal ya que no puedes salir y claro me han aconsejado irme a España ya que estaré ya muy redondita.

Bueno además, han habido dos casos de Zika en Vietnam y después de hablarlo con mi chico, hemos decicido que me vuelva antes. El calor se nota cada día más y eso atrae a los mosquitos. Y es que el riesgo es tan grande, que no vale la pena. Mi ginecóloga de aquí me dijo por la mañana ni por la tarde no salgas, que es cuando los mosquitos están más activos. Si sales, con pantalón y mangas largas y repelente. Qué guay no? Hace rollo 50.000 grados pero yo voy con tejano y camisa larga, con una sensación de frescor que no veas.

Por estos motivos, me vuelvo. Si mi historia es un ir y venir, para alla y para aquí. Mi madre no lo entiende y se preocupa, y mira que yo la considera persona bastante moderna y con la mente abierta. Pero, hoy en día, quién puede decir que sabe lo que va a pasar en 6 meses? 1 año? Quién no busca su equilibrio personal y profesional? Quién no hace sacrificios? Quién no sale de su zona de confort? Quién no arriesga? No es fácil ni lo será, pero en eso estamos buscando lo mejor y arriesgando para que los sueños que tenemos se cumplan en un futuro no muy lejano.
Y visto la situación actual (mundial) no hay nada fácil ni nada regalado. Pero hoy día las familias viajan, se mudan, se separan geográficamente pero todo por un bien común. Tenemos suerte de tener salud, proyectos y mucho amor.
Mi madre no lo entiende y cree que nuestro plan de vida es bastante inestable. Pero creo que hoy en día han cambiado tantos los esquemas familiares, personales y profesionales, que nada es seguro.

Con eso no digo que mi situación es la más idónea y normal, porque querer separarme otra vez de mi chico y que no vea a nuestros hijos cada día, pues es duro, pero estamos cada día más cerca de nuestro equilibrio.

Después de este monólogo, os introduzco esta pasta verde de primavera! La preparé un poco impovisando con lo que tenía en la nevera y fue un éxito, Elliot no dejá nada en el plato.
Últimamente, está siendo un poco caprichoso con las comidas y cenas, y decide no comer (operación bikini? aunque no lo necesita…hmmm). Las pasta siempre son un éxito asegurado con los niños, pero claro yo quiero que sean un plato rico pero saludable.
Escojí verduras como el brócoli, espárragos, albahaca y unos puerros (porque tenía en la nevera, aunque no son lo más primavera). Pero puedes coger las verduras verdes de temporada que tengas.
La base de esta pasta es un pesto cremoso, con alcaparras, mezclado con las verduras y añadí queso mozzarella porque a mi chico le encanta. Pero puedes obviarlo y sustuirtlo por tofu crujiente o no ponerle nada más.

{No podía dejar de compartir esta foto de Elliot mientras hacía las fotos de los platos. Carita entre “soy el niño más mono del mundo mundial” y “puedo probar un poco de la pasta?”}

*compra local y/o orgánico dentro de lo posible

PASTA VERDE PRIMAVERA & PESTO
Para 3-4 personas

500gr de pasta sin gluten (de quinoa, de arroz) o bien de espelta o bien tu favorita

1 brócoli pequeño o 1/2 grande
3 espárragos (guardar las cabezas de los espárragos para la decoración)
1-2 puerros medianos
un puñado de albahaca

Un pote de pesto que tengas o bien uno casero*
Un puñado de alcaparras
Queso Mozzarella
Sal & Pimienta
1 cuchara de aceite de coco

Para el pesto
puedes probar este

o bien

Pesto cremoso de albahaca
2 puñados grandes de albahaca
1 cup de nueces o pistachos (crudos, no salados)
1/2 diente de ajo
1/4 cup de aceite de oliva (60ml)
sal & pimienta

Procesa todo unos segundos hasta tener la consistencia del pesto deseada.

Lavar las verduras bien, sobretodo los puerros.
Cortar finamente los puerros. Guardar el tallo de la cabeza de los espárragos a parte, y pelar a tirar finas los espárragos con la ayuda de un pelador.
Cortar el brócoli en ramitos. Poner a hervir agua y cocinar el brócoli unos 6 minutos o hasta que esté al dente y no haya perdido su color verde. Colar y reservar.

En un bol pequeño, mezclar el pesto con las alcaparras.

Cocinar la pasta como lo indica en el paquete.

En una sartén, poner a calentar el aceite de coco y cocinar los puerros y los espárragos. Dorar unos minutos, que estén al dente, añade el brócoli y añade el pesto, y mezcla todo bien.
Añade la pasta (y un poco del agua de cocción) y mezcla hasta que todo quede bien incorporado con la salsa. Al final añade la mozzarella, mezcla y lista. Sal & Pimentar.
Saltea los tallos de las cabezas de los espárragos que queden crunchy y decora.

Enjoy!

9 comentarios para “Pasta verde primavera & pesto”

  1. La forma de vivir ha cambiado.¿Quién dijo que lo tradicional es lo correcto? Yo vivo una vida bastante tradicional y normalizada y cando veo esos viajes y esos lugares a los que te mudas me da envidia, pero cada uno ya tiene su vida encaminada y la enfoca de una manera, lo importante es quererse y tener salud.Vente cuanto antes, no merece la pena vivir con ese agobio y miedo y más en tu estado. todo tiene solución. Te mando un gran abrazo y que lo lleves de la manera más llevadera estos día. Muuuuuuaaaaaaaaaaa

  2. Como hija de padres viajeros, te entiendo totalmente. Y sabes qué? La vida funciona, y muy bien 🙂 No negaré que heredé el instinto nómade de mis papás, pero eso felizmente nunca ha sido un problema, y gracias a ellos recibimos un entrenamiento estupendo para adaptarnos a todas partes en poco tiempo. Disfruta estos días en Hanoi y una feliz estancia en España!

    Tu receta cae a pelo para mi reciente (nueva) vida de cocinarme sola, y el pesto es mi salsa favorita-en-el-mundo para la pasta! Gracias!!

    Besos desde Lima!

    1. jejeje está bien saberlo! Claro, uno se adapta mucho más a todo lo que le viene! Genial, ya me dirás si te gusta la receta y mil gracias por tus palabras! un beso desde Hanoi!

  3. Me has hecho reír. Te comprendo perfectamente, tenéis que buacar el equilibrio y lo mejor para los niños.
    Besitos preciosa y al niño mas guapo del mundo mundial un beso enorme.

  4. Tiene buenísima pinta, otra receta más que va directa a mi lista de "to try"! Por lo demás, mucho ánimo, seguro que vuestra situación mejora en breve, lo bueno es que, como tu dices, vais en la dirección correcta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

x

¿Quieres aprender a comer de manera saludable?

¡Apúntate a
BIOTIFUL NEWS!

Recibirás un ebook gratuito de cómo crear tu nevera y despensa saludable

No, gracias
* Registrándote a nuestra newsletter estás aceptando la política de privacidad

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies