Anterior

Makis de crêpes con berenjena confitada y queso

Esta receta es un pequeño homenaje a nuestro viaje en caravana por Francia que hicimos este verano. Una de nuestras paradas fue Saint Malo, que nos enamoró, y donde comimos divinamente en Café Breizh, un café donde servían las mejores crêpes bretônnes de sarraceno ecológico con mezclas súper originales. Si podía me teletransportaban ahora mismo allí.

Las mías estaban rellenas de berenjena, calabacín, tomates secos y, como no, queso comté, uno de mis quesos favoritos. He hecho una versión quizás más sencilla pero puede ser una opción de comida genial para la familia o para un picnic. Además, he hecho las crêpes como las hacen allí, sólo con harina de sarraceno y agua, y claro un poco de sal (idealmente de Guérande) pero cualquiera que no sea refinada te servirá. Los enrollamos tipo makis y listo.

 

Idealmente, enrollar las crêpes cuando están calientes, mejor tomarlas recién preparadas.

Crêpes bretonnes con berenjena confitada, tomate y queso Comté
Para 6-8 crêpes

2 cups / 300 g de harina de sarraceno de calidad
1/2 cucharadita de sal
3 + 1/2 cup / 875 ml de agua (aprox)

3 berenjenas medianas
1 cucharadita de sal
3 dientes de ajo
4 cucharadas de aceite de oliva
2-3 tomates tipo pera
200 g de queso comté
espinacas baby

Primero, prepara las berenjenas. Límpialas y córtalas en gajos. Pon un poco de sal y deja reposar unos 20 minutos. Sécalas un poco y ponlas sobre una bandeja con papel de hornear. Pon los gajos, 3 dientes de ajo machacados y el aceite de oliva. Mezcla. Hornea a 180ºC unos 40 minutos, o hasta que esté dorada y suave dentro, como confitada.
Mientras, prepara la masa de las crêpes. Pon la harina y la sal en un bol, mezcla y añade el agua, poco a poco, mezclando hasta que tengas una masa lisa, sin grumos, de textura de crêpes. Deja reposar unos 30-40 minutos.
Corta los tomates en tiras, igual para el queso.
Enciende el fuego y pon una sartén antiadherente. Pon un poco de mantequilla (yo las cocino en mantequilla salada y le da un toque buenísimo a las crêpes) y repártela por toda la sartén. Cuando la sartén esté bien caliente vierte un buen cucharón, mueve la sartén para repartir de forma uniforme la masa por toda la sartén. Cuando haya burbujitas, dale la vuelta y cocina 1-2 minutos más.
Repite con el resto de la masa, importante ir removiendo la masa cada vez que haces una crêpe, ya que la harina suele quedarse abajo.

Pon la crêpe sobre una superficie plana, pon en el medio 2 gajos de berenjena por lo ancho de la crêpe, 2 palitos de tomate, queso y unas hojas de espinacas. Enrolla bien fuerte y corta en makis.
Repite con el resto de los ingredientes.

11 comentarios para “Makis de crêpes con berenjena confitada y queso”

  1. Muy buena idea con la presentación.
    Soy bretona y las crêpes de saraceno son mi especialidad.
    Un régal, merci beaucoup pour cette recette, je vais essayé.

  2. Qué pintará más tremenda, estaba aquí ordenando mi correo y de pronto abrí el mail donde nos introducías esta receta hablando de vuestro viaje por Francia y me encantó, me he teletransportado allí, aún no sabemos si podremos viajar al sur de Francia este verano, pero puedo viajar con los sentidos. Gracias por la receta, que sin duda haré.

  3. Qué viaje gastronómico!
    Te acompañaremos, seguramente haré estas crêpes que había probado en el interior de Catalunya en un local de origen bretón. Gracias, es una idea muy buena para compartir y picar o para una cena ligera. Ahora que empieza a hacer calor es estupendo. No pensé que sería tan sencillo prepararlas. Gracias por compartirnos estas ideas estupendas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies