Anterior
Comidas saludables
Recetas vegetarianas
Planificación semanal de comidas

Mermelada de higos, ganache de choco con crumble de semillas

Mientras escribo este post, tengo a Elliot sobre una rodilla dibujando una casa muy grande, para los dinosaurios, para Pepsi y para Spiderman. Y en la otra rodilla, tengo a Lou indecisa protestando por su dosis de leche de avena. Elliot reclama mi atención para que decidamos en que piso va cada uno y Lou, persistente como es, pone cara de desesperación pidiéndome ya a gritos “du lait”. Como toda madre y padre, domino ya bastante el arte del multitasking pero con mi fecha de entrega del libro acercándose, el calor que parece que ha vuelto y que ya no FALTA NADA PARA LA VUELTA AL COLE, no sé si desaparecer en esa casa tan grande que ha dibujado Elliot (anque signifique convivir con dinosaurios, pepsi y Spiderman) o ceder para que Lou se beba 2 litros de leche de avena (sería capaz). Se acerca un gran día, la vuelta al cole, y se acaba poco a poco la temporada de los higos. ¡Gran momento del año! Muchos me pedistéis la receta de una mermelada de higos y aprovechando la temporada, hoy os traigo una muy sencilla y deliciosa. Los higos los suelo tomar tal cual de los dulces y jugosos que están o bien preparo este rápido snack que siempre funciona. La compota de higos la puedes dejar tal cual o bien triturala un poco para dejarla más lisa. El higo al ser tan suave y meloso no me gusta cocinarlo mucho por eso esta compota es super fácil de hacer. Yo añadí solo vainilla, pero puedes usar cardamomo u otra especie si quieres.

Pero lo bueno de este plato es la combinación de los 3 elementos, que ya por si solo son riquísimo pero juntos se potencian el uno al otro. Me inspiré de una receta que vi en el Elle à table y ha quedado una preciosa creación. Por un lado tenemos esta ganache de chocolate vegana hecha a base de anacardos y chocolate derretido. Una ganache es una especie de crema de chocolate onctuosa y en general se suele usar nata. Si te sobra crema de chocolate, guárdala en la nevera, dura unos 3-4 días y puedes tomarla con fruta o para acompañar algún postre o con yogur. Luego faltaba algo crujiente al plato y tenéis un mini crumble rápido de semillas de calabaza, almendras y copos de avena que mezclaremos con dátiles. Lo suyo es ir con la cuchara a por un poco de ganache, de allí coger un poco de higo y acabar con el toque crujiente. ¡En serio, pas mal du tout!

Si quieres impresionar a un/a jefe/a, enamorar a esa persona que tienes en mente o simplemente preparar algo casero y rico, éste es el plato. ¡Ahora si, a celebrar la vuelta al cole!

Puedes preparar con antelación, el día de tu Batch Cooking (el día que vayas a adelantar preparaciones para la semana):
– la mermelada de higos que dura diría fácil 5 días (o más en la nevera) y combinarla con yogur, porridge o para tartas. Podrías usar ciruelas si no encuentras higos.
– el crumble y usarlo como topping en preparaciones dulces.
– la ganache vegana de chocolate que dura 4 días en nevera. Mis hijos piensan que es helado de chocolate y no dura ni dos días.

Mermelada de higos, ganache vegana de chocolate y crumble de semillas
Para 3-4 personas / porciones

Mermelada de higos
1 cuchara de azúcar de coco
zumo de 1 limón
100 ml. de agua
1/2 cucharita de vainilla en polvo
7 higos

Para la mermelada, pon en una sartén u olla mediana, a calentar el agua con el azúcar de coco, zumo de limón y vainilla. Deja que se evapore la mitad del líquido. Limpia los higos y córtalos en 4 cada uno. Pon los con cuidado en el zumo y cocina unos 15 minutos a fuego medio-bajo

Ganache vegana de chocolate
1 cup / 150 gr. de anacardos remojados en agua durante 3 horas
125 gr. de chocolate negro del 70% de cacao como mínimo
1/2 cup – 3/4 cup / 125 ml. – 180 ml. de leche de avena

1 dátil
1/2 cucharita de vainilla
pizca de sal

Pon en remojo los anacardos durante 3 horas. Funde el chocolate negro al baño maría. Cuela los anacardos y pásalos por agua fría. Pon los anacardos, chocolate derretido, leche vegetal (empieza con menos y ve añadiendo poco a poco), dátil, vainilla y sal. Licúa unos 30 segundos – 1 minuto hasta bien cremoso y liso. Quizás tendrás que añadir un poco más de leche vegetal. Guarda en un tarro en la nevera para que solidifique un poco.

Crumble de semillas
Si te sobra, puedes guardar en tu tarro en la despensa. Dura varios días.

1/4 cup de almendras
1/4 cup de semillas de calabaza
2 cucharas de copos de avena
2 cucharas de aceite de oliva o de coco
1/2 cucharita de sal

1 cuchara de azúcar de coco
2-3 dátiles

Para hacer el crumble, precalienta el horno a 175ºC. Pon sobre una bandeja con papel de hornear, las almendras, semillas de girasol, aceite de oliva, sal y azúcar de coco. Mezcla bien y hornea unos 10-15 minutos o hasta dorado y crujiente. Procesa unos segundos con 2 dátiles hasta tener una textura más arenosa.

Sirve la mermelada de higos con una cuchara de ganache de chocolate (que sacaremos de la nevera unos minutos antes de servir) y un poco de crumble de semillas, añadiremos un poco de menta y recetón listo.

8 comentarios para “Mermelada de higos, ganache de choco con crumble de semillas”

  1. Mon Dieu! a ver quien se resiste a dejar de preparar esta delicia triple!!
    Mañana compraré anacardos e higos que no tengo y por la tarde lo prepararé!
    Después de comerlo te diré como ha ido el viaje al séptimo cielo!!!
    Muchas gracias Chloé! Te superas!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

x

¿Quieres aprender a comer de manera saludable?

¡Apúntate a
BIOTIFUL NEWS!

Recibirás un ebook gratuito de cómo crear tu nevera y despensa saludable

No, gracias
* Registrándote a nuestra newsletter estás aceptando la política de privacidad

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies