Anterior

Ensalada de invierno con brócoli horneado


Claramente, el brócoli es una de mis verduras favoritas del invierno y creo que es una de las menos valoradas. Por norma general, creo que se cocina demasiado, el brócoli queda soso, de un verde oscuro y el sabor no es el que debería ser. Non merci. El truco está en cocinarlo 6 minutos en agua hierviendo para que esté al dente, conserve su bonito color verde y todo su sabor. Otro truco es hornearlo para darle otra textura. El otro día Elliot se zampó una pedazo de hamburguesa de remolacha con queso y unos cuantos trozos de brócoli. ¡Creo que si sois padres conocéis la sensación de alivio, alegría y satisfacción al ver que tu hijo o hija come algo saludable, y lo mejor, que parece disfrutarlo! No quise decir nada claro, a ver si rompía ese momento inolvidable. Me quedé mirándolo de reojo viendo como se comía un trozo de brócoli tras otro y daba unos cuantos mordiscos a su hamburguesa. Momento inmortalizado.
Luego llegó la gripe y dos días alimentándose a base de batidos, leche vegetal, plátano y algún guiso, y muchos mimos. Hoy al llegar al cole, su clase estaba medio vacía incluida la profe que también ha caído. Ahora, estamos viendo quien es el siguiente en caer! A subir defensas, comer bien, mimarse mucho y dormir bien.


Bien, esta receta ha sido aprobada 100% por Luis y ya sabes lo díficil que puede ser a veces convencerles de que una buena ensalada nutritiva le va a sentar bien, que está buena y además le va a saciar. Pero más allá de la receta, te doy unos trucos de como aprovechar todo el brócoli y ya que horneamos el brócoli también hornearemos los frutos secos, y así aprovechamos la energía del horno.
No tires el tallo del brócoli, aprovéchalo para hacer caldos o bien rallarlos para hacer fritters, pesto o hamburguesas vegetales. Congélalo y añádelo a tus batidos por ejemplo. Intenta cuando vayas a cocinar con el horno aprovechar y hornear varias cosas, verduras varias, frutos secos, cookies o una granola.
Esta receta tiene el brócoli de protragonista pero eh la salsa que le acompaña está riquísima. Una buena ensalada tiene que cumplir varios requisitos para ser nutritiva, deliciosa y saciante. Mis trucos son tener alguna base de cereal  (quinoa, trigo sarraceno, pasta, mijo), verduras crudas y/o cocidas de diferentes formas, un toque crunchy de los frutos secos o semillas, algo de proteína (legumbres o huevo poché), algo fresco como rúcula, canónigos o tu lechuga favorita, algo dulce (pasas, dátiles o alguna fruta como rodajas de manzana o trozos de sandía en verano) y la salsa. La salsa puede ser algo tan sencillo como una mezcla de un buen aceite de oliva, limón, sal, miel y jengibre rallado o bien algo más elaborado. Esta salsa tiene de base mantequilla de almendra, podría ser tahini o de semillas de girasol, le añades tamari (salsa de soja sin gluten), 1 ajo machacado, zumo de limón, sirope de arce y listo. Sirve esta ensalada como acompañamiento o añadiendo un cereal sírvelo como plato principal.

Ensalada de invierno de brócoli horneado
Tiempo de preparación 20 mins
Para 2-3 personas

1 brócoli desmenuzado en trozos pequeñitos
1 cuchara de aceite de oliva
sal & pimienta
un manojo de rúcula, espinacas baby o canónigos
90 gr queso feta (aprox.) (o parmesano en láminas)
un puñado de pasas
1 cup / 200 gr garbanzos cocidos
2-3 cucharas de saeurkraut (comprado o casero)
1/4 cup / 50 gr. de almendras troceados
1/4 cup / 50 gr. de anarcados troceados
pizca de sal
1 cucharita de sirope de arce
1 cucharita de aceite de coco

*para hacerla más contundente añade una base de quinoa, mijo o couscous

Salsa de mantequilla de almendra (* tendrás más salsa, guarda en un tarro hermético en la nevera. Dura unos días)

1/2 cup / 125 ml de mantequilla de almendra (o tahini)
1 diente de ajo machacado
1-2 cucharas de tamari
zumo de 1/2 limón
1 cucharita de sirope de arce
2-3 cucharas de agua

Enciende el horno a 170ºC. Prepara dos bandejas con papel de hornear.
En un bol, mezcla los frutos secos, con la sal, el sirope de arce y el aceite de coco. Esparce sobre una bandeja de hornear.
Limpia el brócoli y desmenuzado en trocitos pequeños, trocea un poco más si ves que los trozos son demasiado grandes. Pon en un bol, añade un poco de aceite de oliva, sal y pimienta y esparce sobre la otra bandeja de hornear. Hornea el brócoli unos 20-25 minutos hasta que estén dorado y crunchy. Hornea los frutos secos unos 15-18 minutos o hasta que veas que están crujientes.
Para la salsa, mezcla en un bol todos los ingredientes hasta obtener una textura lisa y homogénea.
Saca los frutos secos del horno y el brócoli.
En un bol grande, mezcla la rúcula, el brócoli, el saeurkraut, las pasas, los garbanzos y los frutos secos troceados. Añade la feta desmenuzada y mezcla. Por último la salsa.

17 thoughts on “Ensalada de invierno con brócoli horneado”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
001 Social Media001 Social Mediapinterest001 Social Media001 Social Media-04