Empieza tu rutina de cocina con BIOTIFUL APP

Risotto primavera

Risotto. Es un clásico. Pero tan versátil una vez que le has pillado los truquillos básicos. Para mi, básico tener ya todos los ingredientes listos, el caldo caliente, las verduras picadas y no mucha distracción, ya que te va a tocar mezclar y mezclar.

Y lo he llamado primavera, pero Chloé que ayer empezó el verano. Bueno pues bye bye primavera y hola bienvenido seas veranito. No os parece que en verano todo se vuelve más fluido? más ligero? pero al mismo tiempo como más transcendental. Sea lo que sea, que ganas de vacacionezzz en serio.

Este es verde, super verde. Vamos a aprovechar ingredientes de temporada, como la rúcula para hacer un pesto, los espárragos y guisantes, para acabar con bien de ralladura de limón y un concasé de tomate. Un plato más de invierno, quizás, pero con toque fresco para estos meses de más calor. ¡Viva el verano!

Aquí te enseño como lo preparo 😉

Risotto con pesto de rúcula, espárragos, guisante y tomate

Para 4 personas

  • 2 tomates
  • aceite de oliva
  • sal
  • 1000 ml de caldo vegetal
  • 1 cebolla blanca
  • 1 cup / 250 ml de pesto de rúcula
  • mantequilla
  • 300 g de arroz carnoli
  • 1/2 cup /125 ml de vino blanco
  • 1 atado de espárragos
  • 1 cup / 225 g de guisantes
  • 1 cup / 100 g de parmesano rallado
  • 1 limón
  • sal
  • pimienta

Trocea los tomates en cubitos, ponlos en un bol y añade un poco de aceite de oliva y sal. Calienta tu caldo. Pica bien la cebolla.

Prepara el pesto de rúcula.

En una sartén grande, pon un poco de mantequilla y añade la cebolla. A fuego lento, cocínala unos 6-8 minutos o hasta que esté traslúcida.

Sube un poco el fuego y añade el arroz, cocina 2 minutos, sin que se dore, importante. Sube el fuego y añade el vino blanco. Mezcla y deja que se evapore. Ve añadiendo caldo poco a poco sin dejar de mezclar. Cuando se haya absorbido un poco, ve añadiendo más caldo y así hasta que esté en su punto, justo al dente.

Cuando esté casi, añade los espárragos cortados en rodajas en diagonal (guarda los tallos de arriba), los guisantes y el pesto de rúcula. Mezcla y cocina unos 4 minutos y apaga.

Añade el parmesano rallado y 2 cucharadas de mantequilla. Mezcla bien, prueba y rectifica a tu gusto.

Saltea los tallos de espárragos con un poco de aceite de oliva, durante 3-4 minutos o hasta que estén dorados y al dente.

Sirve en boles, añade ralladura de limón y el concassé de tomate y los tallos de espárragos.. Añade más parmesano si quieres.

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *