Anterior

Comer bien nunca fue tan fácil. Haz click aquí para saber más sobre Biotiful Plan.

Minestrone de otoño

Comer según lo que te pide el cuerpo en cada una de las estaciones del año es algo, simple, pero muy gratificante. Para mi, es la forma coherente de alimentarte. No tiene que ser un proceso complicado ni tenemos que usar ingredientes raros e imposibles de encontrar. Hacernos la vida fácil, y más entre semana, con niños, hora baño, etc. Este plato es ejemplo de todo esto. Una minestrone. Se trata de un plato de origen italiano y es parecido a una sopa elaborada con verduras de la época del año. Y a menudo, se le añade pasta o arroz. Un ejemplo de cocina en su estado más esencial. Esta sopa viene a reconfortante, sobretodo después de este cambio de horario que nos tiene a todos descolocados.

Puedes usar las verduras que tienes en ese momento del año (calabacín, guisantes, boniato, calabaza, etc.), pero para este otoño vamos a preparar una minestrone con calabaza y acelgas y la pasta favoritas de Elliot y Lou. He descubierto que mis hijos les gustan los platos de cuchara en los meses de más frío y lo disfrutan mucho. Hay algo de los platos de cucharas que vienen a reinvindicar la cocina sencilla y humilde.

En mi opinión, el truco para una buena minestrone es un buen guiso, una buena base para darle sabor a esta sopa. Una mezcla de cebolla, apio, zanahoria, ajos, especias y concentrado de tomate bien guisado para luego añadirle el resto de ingredientes. Además seguro que tendrás sobras.

Minestrone de otoño
Para 4-6 personas

2 cucharas de aceite de oliva
1 cebolla blanca troceada
2 tallos de apio, troceados
2 zanahorias, troceadas
4 dientes de ajo, troceados
1/2 cucharita de sal
1/2 cucharita de cayena en escamas
1/2 cucharita de tomillo o albahaca seca
1 cuchara de concentrado de tomate
1/2 calabaza tipo Butternut, cortada en dados
sal y pimienta
400 ml de tomate pelado
4-5 cups / 1-1.250 ml de caldo vegetal
200 g de pasta pequeña cocida
4 cups / 100 g de acelgas troceadas (o espinacas)

Perejil, troceado
Parmesano o dukkah de levadura nutricional

Dukkah de levadura nutricional

2/3 cup / 100 g de avellanas tostadas troceadas
2 cucharas de semillas de sésamo tostadas
1/2 cucharita de albahaca seca
1/2 cucharita de sal
pimienta
pizca de cayena
3 cucharadas de levadura nutricional

Cocina la pasta, al dente, 2 minutos antes de que esté.
Para preparar el minestrone, en una olla grande, calienta el aceite de oliva y añade la cebolla, apio y zanahorias. Dora unos 3 minutos, hasta que esté la cebolla transluciente. Añade los dientes de ajo y dora 2 minutos. Añade la sal, cayena, albahaca o tomillo y concentrado de tomate. Dora un poco, añade la calabaza y dora 2 minutos. Añade la sal, pimienta, tomate pelado y caldo vegetal. Lleva a ebulición y baja el fuego. Cocina unos 15 minutos o hasta que la calabaza esté tierna. Añade la pasta escurrida, las acelgas y cocina 2 minutos más.

Hornea las avellanas a 175ºC unos 15 minutos. Pon las avellanas, sésamo, albahaca, sal, pimienta, cayena y levadura nutricional en un bol o mortero. Guarda en un tarro.

Sirve la minestrone en boles, con perejil troceado y un poco de dukkah por encima, o parmesano.

 

8 comentarios para “Minestrone de otoño”

  1. Me ha salido perfecta chloe, y esta semana hago otra con las verduras que tengo, mi hija le ha encantado…………. ya sabes lo complicado que son los niños para comer verduras.

    saludos
    Mª Angeles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies