Anterior
Comidas saludables
Recetas vegetarianas
Planificación semanal de comidas

El y Ella, formas de comer y un green juice a prueba de novios

Pero como lo haces? Él es vegano? Vegetariano? Coméis lo mismo? Él no pasa hambre? Arghhh….os suena?

Muchas preguntas de cómo preparamos nuestros platos, cómo cocinamos y que come él….Para contestar a esta preguntas y dudas, comparto alguno de mis tips y errores, a través de nuestras experiencias culinarias y de convivencia! No siempre es fácil, y lo que no hay que intentar hacer es imponer tu elección de alimentación, sino que sea de manera natural.

Los hombres a veces cuesta que entienda que este tipo de alimentación, a parte de ser saludable, sacia y nutre. Ellos piensan, a veces, que va a ser soso y van a pasar hambre.
Combinar dos maneras de comer, no siempre es fácil, pero aquí no se trata de una competencia ni mucho menos, sino de aprender el uno del otro y poco a poco ir probando y ver que comer lo más cerca de la naturaleza está bueno y te hace sentir bien!

Los platos de Luis y los mios no siempre son lo mismo, aunque si he visto una evolución por su parte y también por la mía (ser más paciente y más comprensiva jeje).
Como cualquier otra pareja, venimos de mundo culinarios bastantes diferentes. El español ‘tradicional’, yo belga habiendo vivido en España pero con una educación y cultura diferente a la hora de abordar la cocina. Por eso creo que es y ha sido importante crear un mundo en común, donde los dos disfrutamos (ahora con Baby Elliot además.)
Cuando nos conocimos, Luis era sobretodo pasta, huevos, carnes, pan y poca idea de como preparar un plato con verduras y semillas. Abre la nevera y piensa: “y yo que preparo con lo que hay aquí?”. hahahaha.
Hubo un momento de colisión si. Pero creo que poco a poco, hemos encontrado un equilibrio que nos funciona a los dos. Aunque él desiste por momentos en cocinar para mí, se hace un lio entre lo que no puedo comer, lo que no quiero comer y que a veces voy cambiando de gustos, por momentos, al escuchar lo que mi cuerpo quiere y necesita. Ya renuncio a la idea que alguna vez me cocinará jeje, a veces le pone buena intención y bueno es super dulce que intente, aunque sea algo sencillo <3

Él a veces come carne, y bueno lo respeto claro. Aunque intento comprarle carne de procedencia orgánica, como el pollo orgánico de la Bioferia, es decir es consciente de si decide comer proteína animal que sea orgánica o lo más natural posible.
Aunque cada vez, come más como yo porque nota que se sienta mejor, con más energía, digestiones menos pesadas, etc.

1. Intentar no servir o preparar demasiado platos con lechuga…buscar alternativas más creativas y saciantes. Sino asociaran tu alimentación a la ensalada, no se saciarán y ya de antemano, pensarán que van a pasar hambre…y no queremos esto. Buscar un plato reconfortante y nutritivo, como un chili, curry, lasañas healthy!

2. Mantener un punto de misterio . Es decir por ejemplo, evitar decir que la mousse lleva aguacate sino solo notará el sabor del aguacate y se olvidará del resto. No se trata de mentir (jijiji) sino de camuflar algunos ingredientes que a veces a nuestras parejas les parecerá super raro.

3. Empezar con los green smoothies, porque saben bien, sacian, nutren y son bonitos. Así de fácil, y si además le dices que lleva maca, o spirulina, o cañamo, que son superfoods que le aportan proteína vegetal, energía, que son buenos para sus músculos (jiji), le encantará!

4. Se flexible. No queremos imponer ni juzgar a nadie aquí…y menos a nuestras parejas (hmm hmm). Porque todos tenemos unos bloqueos, y en temas de cocina puede pasar y mejor aprender a ser flexible y abierto, tolerar y respetar lo que uno escoge en temas de alimentación. Mejor enseñar, proponer, hacer degustar y el camino se abre solo. Y hacerlo divertido también! Y dos siempre es más que uno, y si unimos dos gustos y dos mundos, mejor. Quizás Luis no se emocione al ver kale o arándanos en el mercado como yo…pero no pasa nada 😉

5. Busca y encuentra ese espacio en común. Explora en la cocina los sabores que os unen, las combinaciones que os gustan a los dos y empezar por allí. Se trata de disfrutar en la cocina y compartir experiencias.

6. Recrea versiones sanas de recetas de siempre. Por ejemplo, un banana cake? Vamos, quien dice que no a un banana cake? O kale chips? O boniato horneado? Unos falafels de quinoa? Yum yum! Ya me entrá hambre! Todos tenemos unos platos que asociamos a nuestra infancia y que nos reconfortan. Buscar esas recetas y darle una versión saludable. Una pizza saludable o helado a base de plátanos congelados con salsa raw de cacao! What? Yes!

7. Nada de platos sosos! Tiene que tener gusto, saber bien, igual que mencioné en mi post sobre cómo hacer un green juice, para repetir nos tiene que gusta. Si comemos verduras, semillas, granos, frutas etc no hace falta contar calorías ni nada, pero tiene que tener gusto. Gomasio, salsa tamari, mayonesa de aguacate, etc, crear aderezos y salsas para crear adicción de la buena!

8. Hacer el snacking algo delicioso y sano! Llenar la nevera y la despensa de cositas ricas para crear buenas tentaciones y además crear platos e ideas originales para snacking. Trufas, smoothies, muffins de arándanos y plátanos…mantequillas de almendras, de cashews, leches de coco, cacao, un mundo nuevo se abre y todo es delicioso!

Sobretodo disfrutar e intentar no imponer ni juzgar,

Y un nuevo green juice para añadir a vuestras recetas,
También he visto que cuanto más verde oscuro el zumo, menos les gusta, jajaja pensarán ufff que llevará este zumo?!
A mi chico, en general, no le gusta el perejil ni el cilantro, entonces suelo aprovechar y ponerle esas hierbas en los zumos…aunque ya me tiene colada y suele darse cuenta!

ZUMO VERDE  A PRUEBA DE NOVIOS
*compra local y orgánico dentro de lo posible

3 cups de espinacas (mejor empezar con espinacas, y otro día que prueben kale, que su sabor es un poco más fuerte)
1 pepino grande
1 pera
1 manzana verde
1 limón
1 trozito de jengibre
+ puñado pequeño de perejil
(+ puñado de cilantro para los aventureros)

Una vez se aclimata al gusto, siempre es recomendable seguir la proporción 80/20 para los zumos verdes (80% para verduras, 20% para fruta).

Enjoy!
Chloé
x

 

 

Un comentario para “El y Ella, formas de comer y un green juice a prueba de novios”

  1. Qué identificada me siento leyendo esta entrada… Mi chico es carnívoro y fan de la pasta carbonara y el arroz blanco con guisos… Durante un tiempito intenté imponerle opciones sanas, y no sólo fracasé por completo, si no que encima tuvimos disputas por ello. Ahora, le propongo probar mis platos, y cuando le gusta, me vuelve a pedir! Y de vez en cuando se hace él solito alguna cremita de verdura… Vamos, un grandísimo avance! Seguiré en esta línea, y seguro que quedará cautivado por algunas de tus recetas! Gracias por ellas y también por los consejos!
    Un beso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

x

¿Quieres aprender a comer de manera saludable?

¡Apúntate a
BIOTIFUL NEWS!

Recibirás un ebook gratuito de cómo crear tu nevera y despensa saludable

No, gracias
* Registrándote a nuestra newsletter estás aceptando la política de privacidad

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies