Anterior

Patatas horneadas rellenas con salsa vegana holandesa y brócoli

Se nota en el aire, se nota en la luz, se nota en los árboles, se nota en las miradas….la primavera está llegando y esto siempre es buena noticia. Y esta receta de patatas horneadas rellenas con salsa vegana holandesa y brócoli .también es prueba de ello. Una receta más fresquita (a pesar de las patatas, cierto), con toque de rabanitos y eneldo (¡hola primavera!) y una luz en las fotografías más suave.

Como os suelo decir, cuando cambia la temporada, a veces me cuesta pensar en nuevas recetas, como que me quedo estancada en el invierno, los boniatos y el reconfort y hay que cambiar hacia el frescor, la ligereza, los rabanitos y las fresas 😉

Llevaba tiempo queriendo hacer una versión vegana de la famosa salsa holandesa. Esta salsa de por si, en mi opinión, te viste un plato: huevos + salsa holandesa, espárragos + salsa holandesa, patatas + salsa holandesa, nada puede salir mal. La salsa holandesa es unctuosa, cremosa, sabrosa, «buttery» (de la mantequilla), y con toque de sal. Pero aquí conseguimos la textura por los anacardos (remojados unas 2-3h en agua) y por el aceite de oliva, y el sabor gracias a la combinación de la mostaza, la cúrcuma, la levadura nutricional y el toque de miso. Y con esta salsa sedosa rellenamos unas patatas horneadas, con truco para que queden crujientes por fuera pero super suaves por dentro. ¡Allá vamos!

La patata que mejor funciona para esta receta es la patata Russet, una patata con piel marrón oscura por fuera. La idea es hornearla primero (pinchándola con un tenedor) unos 25 minutos, untárla de mantequilla y sal y hornearla unos 20 minutos más, para conseguir este contraste entre su piel crispy y su interior.

Patatas horneadas rellenas con salsa vegana holandesa y brócoli
Para 4 personas

8 patatas (2 por personas)

salsa holandesa vegana

1 cup / 150 g de anacardos crudos remojados 2-3 h
4 cucharadas de aceite de oliva
1 cucharada de mostaza Dijon
1/2 cucharadita de miso blanco
1 cucharada de levadura nutricional (opcional)
1 cucharadita de cúrcuma en polvo
6 cucharadas de zumo de limón
1/2 cucharadita de sal
pimienta
1/2 cup / 125 ml de agua

4-6 cucharadas de mantequilla (o aceite de oliva)
sal

brócoli
4-6 rabanitos
flor de sal
cayena

Precalienta el horno a 220ºC y prepara una bandeja con papel de hornear. Limpia bien las patatas y pínchalas unas 10 veces con un tenedor. Hornea unos 25 minutos.

Mientras, prepara la salsa. Escurre los anacardos y pásalos por agua fría. Ponlos en tu batidora con las 4 cucharadas de aceite de oliva, la cucharada de mostaza Dijon (empieza con menos si ves que es una mostaza muy fuerte), la 1/2 cucharadita de miso, la cucharada de levadura nutricional (opcional), la cucharadita de cúrcuma en polvo, 6 cucharadas de zumo de limón, 1/2 cucharadita de sal, pimienta y el agua. Tritura unos minutos hasta que la salsa esté bien cremosa y sin grumos. Prueba y rectifica a tu gusto. Reserva.

Derrita la mantequilla. Saca las patatas del horno y con un pincel úntalas con mantequilla por todos lados y añade flor de sal. Dales la vuelta y hornea unos 20 minutos más.

Cocina el brócoli desmenuzado al vapor, unos 5-6 minutos.

Cuando las patatas estén, ábrelas por la mitad, añade un poco de mantequilla (opcional), sal y pimienta, rellena de salsa holandesa, brócoli hervido, rodajas finas de rabanitos y eneldo. Añade un poco de aceite de oliva y cayena.

Bon appétit.

 

Compra ya todos los ingredientes y utensilios de esta receta ¡en un solo CLICK!

Comprar ingredientes

5 comentarios para “Patatas horneadas rellenas con salsa vegana holandesa y brócoli”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies