Anterior
Comidas saludables
Recetas vegetarianas
Planificación semanal de comidas

Albóndigas de remolacha con patatas de boniato al horno

¡Yeah! Hace unos días, Lou cumplía 2 años y medio improvisé este pastel de chocolate & calabaza tipo fondant que estaba ríquisimo. Preparé unos zumos y estuvimos por la mañana en el parque. Lou acabó sin zapatos, sin pantalones y con la cara llena de chocolate, of course. Lou, mi tremenda LouLou, que cada día va diciendo una palabra nueva y repite el 100% de lo que hace Elliot. Menos en el tema de la comida, aunque si Elliot come con ganas, Lou le sigue. En el tema la comida, Lou es más selectiva que Elliot, creo que por la edad que tiene (2 vs. 4) y está siendo todo un reto que coma y no seleccione solo lo que ella quiere. Es decir, queso, garbanzos, chocolate, pan, arándanos y leche de avena. Buena dieta la de Lou, ¿eh?
Lo que he visto que suele funcionar es preparar tipo un plato combinado y sobretodo alguna salsa con la cual dipear. No suele fallar. Eso, y que pueda coger con las manos. Aunque empieza muy metódica con el tenedor o cuchara, acaba con las manos casi siempre.
Ya sabéis que la alimentación y los niños son fases, sus gustos cambian y hay que tener mucha paciencia, o por lo menos como yo lo vivo. Un día a Elliot le chifla un palito de zanahoria cruda (y yo sonriendo por dentro) y otro día lo odia. Y Lou está siendo un poco más difícil por eso me las tengo que ingeniar a veces para asegurarme que tome verduras. Como os decía, a ella le encanta tener en su plato donde elegir y donde dipear. Las albóndigas, mini hamburguesas o nuggets siempre funcionan y más si son acompañadas de una salsa y de unas patatas de boniato al horno.

Estas albóndigas, o nuggets como las llamo yo, están hechas a base de remolacha y champiñones, y están riquísimas. Te contaré algo de los champiñones y porque me gusta usarlos en guisos y hamburguesas vegetales. Los champiñones (al igual que la salsa de soja o parmesano) tiene un sabor llamado unami. El unami sería el quinto sabor, junt con el dulce, ácido, amargo y salado. La palabra umami proviene del idioma japonés  y significa “sabor agradable, sabroso y delicioso”. Por eso, dicen que cuando quieres “enamorar a alguién no vegetariano con algún plato vegetariano” escojas algún alimento que tengas el sabor unami. Bien, volviendo a estos nuggets de remolacha son perfectos para hacer al horno o al sartén, los puedes tener ya cocidos en la nevera (unos 2-3 días) para prepararte algún plato en 5 minutos y además puedes usar restos de arros o quinoa que tengas ya hechos. Los acompañamos de unas patatas de boniato al horno y una salsa de champiñones vegana.
Esta salsa, lo sé: el color. Lo pensé detenidamente porque el color no llama mucho la atención, pero es que la salsa está deliciosa. Es sabrosa, cremosa, vegana y además con textura. Es perfecta para acompañar pasta o para algún sandwich.

Para más recetas de albóndigas y nuggets:
Nuggets de brócoli y boniato
Albóndigas de lentejas y espinacas
Berenjena Burguers

 

Albóndigas de remolacha y champiñones
Para unas 20 albóndigas

1 cuchara de aceite de oliva, de coco o ghee
1 cebolla roja mediana
2 puñados de champiñones (separados)
1 diente de ajo
2 remolachas medianas crudas y ralladas

1/2 cup / 50 gr. de copos de avena
1 cup / 225 gr. de arroz cocido
1/2 cup / 75 gr. de semillas de girasol
1 cuchara de aceite de oliva

sal & pimienta
orégano seco
1 huevo bio

Limpia los champiñones y córtalos en 4. Pela la cebolla y ajo y picalos. Dora en una sartén, el aceite de oliva con la cebolla picada a fuego medio. Pasados unos 4-5 minutos, cuando la cebolla esté translúcida, añade el ajo picado y los champiñones. Sube un poco el fuego y cocina unos 8 minutos o hasta que los champiñones estén.
Mientras limpia y pela las remolachas. Rállalas finamente. Procesa las semillas de girasol hasta tener la textura de harina.
Separa los champiñones en dos.
En tu procesadora, añade a la semillas de girasol en harina, la mitad de la mezcla de champiñones, las remolachas ralladas, los copos de avena, el arroz, el aceite de oliva, sal, pimienta y un poco de orégano seco. Procesa un poco y añade 1 huevo. Procesa un poco más. No proceses demasiado ya que la textura será demasiado lisa. Pon en un tarro y guarda en la nevera unos 30 minutos.
Forma bolitas con las manos.
Hornea en una bandeja con papel de hornear a 200ºC unos 20 minutos, o hasta que esté dorados. Puedes darles la vuelta y hornear unos 10 minutos más. También en una sartén antiadherente con un poquito de aceite de coco unos 4-5 minutos de cada lado.

Patatas de boniato al horno

3 boniatos medianos pelados y cortados en tiras homogéneas
1-2 cucharas de tapioca o arrowroot (opcional)
pimienta
cayena, cúrcuma, canela, tomillo, romero, etc. (lo que prefieras)
fleur de sel, sal marina u otra
perejil picado.

Limpia bien los boniatos, pélalos y córtalos en tiras del mismo tamaño. Ponlas en un bol grande cubiertas de agua fría, durante unas 2 horas por lo menos. Escurre bien, seca las tiras de boniato con un trapo y vuelve a poner en el bol. Añade el arrowroot, un poquito de aceite de oliva, pimienta, paprika y orégano (o las especias que prefieras), mezcla bien y coloca sobre una bandeja con papel de hornear. Lo ideal aquí es que las tiras de boniato no se toquen, para que puedan quedar más crujientes al final. Hornea unos 20-25 minutos, saca la bandeja del horno, dales la vuelta y vuelve a hornea 20-25 minutos. Una vez sacadas del horno, añades una pizca de sal y perejil al dente.

Salsa de champiñones vegana

1/2 cup / 75 gr. de anacardos crudos dejados en remojo (podrías usar leche de coco tipo thai)
la otra mitad de champiñones salteados (*ver receta de las bolitas de remolacha)
1 cuchara de levadura nutricional
1 cucharita de mostaza tipo Dijon
1 cuchara de aceite de oliva
1/4 cup / 60 ml. de leche de avena (sin endulzar) o más

sal & pimienta
sésamo para decorar

Pon todos los ingredientes en una batidora potente y licúa unos 30 segundos / 1 minuto hasta que la salsa esté cremosa y sin grumos. Rectifica la cantidad de leche según lo cremosa que quieras la salsa. Prueba y rectifica a tu gusto con sal y pimienta.

Sirve los nuggets de remolacha, con salsa de champiñones y patatas horneadas de boniato.

12 comentarios para “Albóndigas de remolacha con patatas de boniato al horno”

  1. Hola Chloe! Que pinta de receta, la hago seguro. Te quería preguntar ppr que otra cosa puedo sustituir el huevo de la receta de las albondigas (o no ponerlo). Uno de mis hijos es alérgico…
    Por cierto, me siento muy identificada con las historias que explicas de tus hijos, porque coinciden en edades con los míos. Y en tu post me he reido mucho con lo que comería Lou si le dejas elegir, porque es lo mismo que comería mi hija de 2 años!
    Enhorabuena por tu trabajo y gracias!

    1. Hola Patricia, Hmmmm quizás por una mezcla de lino / chia con agua / por el huevo? o bien garbanzos, tendría que volver a hacerla para ver la textura. Sino puedes hacerlo sin huevo y ver la textura y sino aguantan en albóndigas, añade algo de lo sugerido?
      jejejeje a que si? aishh paciencia <3
      Gracias por tu mensaje!
      Chloé

  2. Hola Chloe 😀

    Gracias por tus recetas como siempre, espectaculares. Excelente trabajo!

    Me pregunto para que sirve el truco de dejar los boniatos remojados en agua fria 2h? Estoy curiosa :O

    En lugar de arroz, habria un sustituto? Quinoa por ejemplo? o incluso no añadirlo?

    Por cierto, que preciosidad de niños tienes!

    Un abrazo,

    Ana

    1. Hola Ana! Graciassss….es para quitar el almidón de los boniatos y que queden más crujientes.
      Hmm podrías poner quinoa también….si no lo añades, quizás la textura no quede igual….
      Hehehe gracias, si son moníiisiiims!
      Un beso!
      Chloé

  3. Hace un par de semanas que te sigo y quería por fin lanzarme a hacer una receta pero… no tengo procesadora!!! Crees que con el accesorio quel para cortar que viene con la batidora de mano me seriviria??? Merci!!

    1. Hola María, hehehe! Hmmmmm yo diría que si…sino vas por lotes, empiezas con la mitad, y luego la otra mitad, tiene que estar mas procesado pero no tipo puré 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

x

¿Quieres aprender a comer de manera saludable?

¡Apúntate a
BIOTIFUL NEWS!

Recibirás un ebook gratuito de cómo crear tu nevera y despensa saludable

No, gracias
* Registrándote a nuestra newsletter estás aceptando la política de privacidad

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies