Anterior
Comidas saludables
Recetas vegetarianas
Planificación semanal de comidas

Noodles de zanahoria, tofu ahumado, algas crujientes y salsa de cacahuete

Tengo muchas cosas que contaros. Hemos hecho una super escapada express a Menorca. Llevo más de 20 años viviendo en Barcelona y nunca había ido a Menora (What?!). Aunque he vuelto con otitis (para variar), ha sido genial, nos hemos bañado en la piscina y en el mar varias veces al día todos los días y los días no tenían planes, lo cual mola. Todos hacían mega siestas, menos yo que aprovechaba esos momentos para ir a bañarme sola en el mar cristalino, hacer la sirena que tanto me gusta y adelantar cositas pendientes del trabajo. Es lo que tiene ser autónoma, que siempre es buen momento para trabajar desde donde sea.
Vuelta a la realidad y al calor, y la verdad, ganas de cocinar pocas. Pero, quería compartir mi experiencia de estos 5 días fuera. Me he dado cuenta lo mucho que me está sirviendo Biotiful Plan durante las vacaciones de los peques, y espero, pronto las mias. Este método de Batch Cooking no solamente  es muy útil durante la época escolar, trabajo, semanas locas donde tenemos que compaginar vida laboral y vida personal, sino que está siendo mi salvavidas durante las vacaciones. Porque, seamos realistas, quién quiere pasarse más tiempo en la cocina con este calor. Pero el adelantar preparaciones para combinarlas durante la semana. Como es el caso de este mega taboulé que hicimos y que arrasó. No tardé nada en prepararlo ya que tenía ya quinoa cocida y fue simplemente combinar ingredientes de temporada. Por lo tanto, creo que ahora más que nunca que queremos aprovechar el tiempo de calidad con nuestra familia y amigos, el Batch Cooking es clave para hacernos la vida más fácil. Y más que eso, el hecho de no tener que pensar qué comer y qué preparar cada día es un alivio increíble. Durante 5 días, tuve que estar pensando e improvisando, menos para el taboulé, en que preparar. Por lo tanto, me declaro fan total de mi Biotiful Plan haha.

Llevo días pensando sobre un tema, el de generar contenido. Yo genero contenido en mi blog, genero contenido a veces para marcas (siempre que sean marcas que yo consumo o que recomendaría), genero contenido en Biotiful Plan para los menús semanales y ahora estoy generando contenido para mi primer libro. El genera contenido interesante, original, creativo pero sobretodo útil y honesto (o como yo lo planteo) no es siempre fácil. A veces hay fases sin inspiración, de bloqueo y entras en una fase negativa. Cuando creo una receta intento que reúna algunos factores y que sea digna del blog/biotiful plan/libro. Pero a veces me pregunto: ¿Será demasiado sencilla? ¿Les gustará y generará engagement? ¿La gente tendrá tiempo / interés en leer una receta de un blog de cocina? Estamos saturados de información y hay que, cada vez más, saber elegir mejor. Con la tecnología, Facebook, Instagram, los Stories y ahora IGTV (en serio, yo aún no me he enterado muy bien de que es IGTV) parace ser que tenemos que estar cada día más conectado a pantallas y menos a nuestras vidas. Yo soy partidaria de usar las redes sociales de forma inteligente y como un medio para dar a conocer un producto, un proyecto o compartir información relevante, pero no de estar enganchada a las pantallas. Por lo tanto, no siempre es fácil y hablo de mi experiencia ya que necesito las redes sociales para darme a conocer y seguir viviviendo de mi proyecto, pero la línea es muy fina y no quiero ser esclava de la tecnología.
Todo esto para explicaros que a veces estoy sin inspiración por la saturación de información o porque tengo que generar tanto contenido que ya no sé que día es hoy. Pero la receta de hoy mola mucho.
Esta ensalada la hice hace tiempo y la tenía apuntada de un documento que tengo en mi ordenador donde voy apuntando ideas que me van surgiendo y que voy revisando cuando estoy secas de ideas. Se trata de una mega ensalada con noodles de zanahoria (cruda) mezclada con tofu ahumado salteado con sésamo negro, algas tostadas, aguacate, melocotón, albahaca, mezclum y, tachaaaan, una salsa de cacahuete deliciosa. Los noodles los hago con un espiralizador, aquí tienes un montón de modelos.
Cómo sé que algunos me váis a preguntar sobre el tofu, os contesto a algunas preguntas. No suelo consumir mucho tofu, quizás 2 a 3 veces al mes. Siempre lo compro orgánico y la mayoría de las veces ahumado, porque es mi favorito. A mis hijos les encanta, tanto que Elliot me pide tofu para desayunar. No consumo nunca leche de soja, porque no me sienta bien.

Noodles de zanahoria, tofu ahumado, algas crujientes y salsa de cacahuete
Tiempo de preparación 20 mins.
Para 4 personas.

2 zanahorias crudas
1 puñado generoso de mezclum tipo el de PAMIES
1 paquete de tofu orgánico ahumado
semillas de sésamo negro
1/2 – 1 aguacate cortado en trocitos
1 melocotón cortado en rodajas
1 alga nori cortada en tiras
albahaca fresca picada
salsa de cacahuete

Salsa de cacahuete
1/2 cup / 125 ml. de mantequilla de cacahuete, casera si puede ser
2 cucharas de aceite de sésamo
zumo de 1/2 limón
1 cuchara de vinagre de manzana
1 cm. de jengibre pelado rallado fino
1 cuchara de tamari

Limpia las zanahorias y pélalas. Con un espiralizador o pela patatas, haz espaguettis de zanahoria. Guarda en un bol.
Corta el tofu en cubitos. Saltéalo en una sartén antiadherente con 1 cuchara de aceite de oliva y 2 cucharas de sésamo negro. Saltea a fuego medio hasta que esté dorado. Reserva.
Corta el aguacate en trocitos y el melocotón en rodajas finas.
Corta el alga nori en tiras y saltéala unos 2 minutos en la sartén que usamos antes.
Para preparar la salsa de cacahuete, pon todos los ingredientes en un bol y mezcla bien. Añade un poco de agua si lo ves necesario.
En un bol grande, pon el mezclum y los espaguettis de zanahoria. Mezcla bien. Añade los cubitos de tofu, el aguacate troceado, el melocotón en tiras y la alga nori. Añade un poco de albahaca picada y más sésamo negro. Por último, añade la salsa y mezcla bien.

5 thoughts on “Noodles de zanahoria, tofu ahumado, algas crujientes y salsa de cacahuete”

  1. Hola Chloé.

    Gracias por el link a los modelos de espirilizadores.. Pero, ¿tú cuál usas? Me compré no hace mucho uno estilo sacapuntas, (el más barato que hay en tu link) y me arrepiento. Cuando veo tus recetas con espaguettis de verduras, tengo muchas ganas de hacerlas, pero solo de pensar en usar el “sacapuntas” ya cambio de idea. Según el tamaño del calabacín, por ejemplo, no cabe en el orificio; si se trata de una zanahoria hay que hacer mucha fuerza y para una persona lo haría, pero para 4 o 5, pues no me apetece… Con la remolacha, ni cabe ni es fácil de espirilizar……
    Aconséjame please
    Bea

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

x

¿Quieres aprender a comer de manera saludable?

¡Apúntate a
BIOTIFUL NEWS!

Recibirás un ebook gratuito de cómo crear tu nevera y despensa saludable

No, gracias
* Registrándote a nuestra newsletter estás aceptando la política de privacidad

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies