Facebookinstagrampinteresttwitteryoutube
Anterior

Cake sin gluten de zanahoria & calabacín

El otro día, compartí en Instagram Stories un pequeño mensaje sobre las enfermedades autoinmunes y me sentí abrumada por la respuesta obtenida. Me escribísteis muchísimos sobre este tema, demostrando un gran interés, preocupación y generosidad al compartir vuestras vivencias conmigo. Tengo la sensación de que este tema es muy actual y las enfermedades autoinmunes tienen mucho peso en el mundo que estamos viviendo. En general no se conocen las causas, pero en mi opinión (es solo mi opinión) la mayoría de estas enfermedades tienen su origen en nuestro estado anímico y emocional, aunque pienso que siempre es un cúmulo de factores. La alimentación y nuestro entorno también juegan un papel muy importante.


Hace un año aproximadamente, compartía este post muy especial y muy personal sobre mi historia y relación con la comida. No siempre ha sido fácil, pero como siempre digo y me gusta contar, a día de hoy la comida ha vuelto a ser mi aliada y no mi enemiga.
Quizás si me tuviese que describir, me describiría como alguién “demasiado” sensible a quien todo le afecta demasiado, lo cual es malo y bueno creo. Nací un poco antes debido a una bacteria llamada listeriosis que, según mi kinesióloga, habría dejado huella en el ADN de mi sistema inmune, invirtiendo su mecanismo. Es decir “según mi sistema inmune, lo normal sería estar enferma”. Desde pequeña, he sufrido de muchas molestias a nivel intestinal y digestivo (celiaquía e intestino permeable) como os contaba en el post del Golden Mylk Latte, a los 10 años aproximadamente empezé a tener vitíligo y hace unos meses empezé a tener un pitido en el oído, acompañado de crisis de vértigos y mareos.
Las crisis de vértigos por suerte han sido solamente dos (una muy fuerte que tuve en Perú) pero los mareos me acompañan a diario y hacen que sea todo un poco más difícil de llevar. Al parecer sería una enfermedad autoinmune del oído llamada Enfermedad de Menière que provoca una pérdida de audición (no recuperable), vértigos, mareos y un pitido en un solo oído. Puede parecer un poco decepcionante con lo “bien que me alimento” (como me comentó una persona), pero creo en este caso es más por un factor anímico / emocional, que por una cuestión de alimentación. Y es que mi sistema inmune parece no reaccionar bien a los cambios, épocas de estrés, ansiedad, etc. El estrés nos ayuda a adaptarnos a los cambios, pero cuando es excesivo y continuado puede facilitar o predisponer la aparición de ciertas enfermedades, ya que influye de manera negativa en nuestro sistema inmunológico; sistema que se encarga de defender a nuestro organismo de agentes patógenos y enfermedades. Todo esto, para deciros que al igual que es importante comer bien, de forma consciente y saludable, también es crucial el como enfocamos nuestras vidas, como nos cuidamos, el nivel de estrés…en fin, que por mucho que cuides tu alimentación, no te olvides de cuidarte a ti, tu interior, tu bienestar! Una cosa va unida de la mano de la otra. Aprender a distanciarse más de los problemas, aprender a ser un poquito menos sensible quizás y quizás a tener menos miedos…imagino que cada uno vivirá los cambios como sabe o puede, pero estamos aquí para estar bien y si tu cuerpo te da señales de que algo no va bien, escúchalo.

¿Y qué hago para cuidarme más, o eso intento? Mi alimentación ya la conoceís. Es 100% vegetariana, 90% orgánica, 100% de temporada (gracias FreeFood por enseñarme tanto), colorida, nutritiva y siempre muy apetecible, usando ingredientes lo más real posible. Mi alimentación es 95% libre de gluten (sabemos lo que hace el gluten en las enfermedades autoinmnunes) y no tomo leche de vaca, pero si como de vez en cuando queso de cabra u oveja, y yogures orgánicos de vaca.
Algunos alimentos que ayudarían a fortalecer nuestro sistema inmune serían: alimentos tradicionalmente fermentados como el kefir, el saeurkraut, yogurt, miso, kimchi y pepinillos. El aceite de coco es rico en ácido láurico, que se convierte en monolaurina en el cuerpo. La monolaurina es el compuesto real que se encuentra en la leche materna y que fortalece la inmunidad del bebé. Verduras locales y consumidas en crudo, para obtener los minerales, vitaminas, antioxidantes y enzimas que contienen. El ajo, la cúrcuma, el pollen y jengibre también forman parte de mi alimentación ya que tienen propiedades que permiten combatir las infecciones, las bacterias, los virus y los hongos. Frutas cítricas (ahora empieza la temporada) para un extra de vitamina C y frutos secos (nunca fritos ni salados), chocolate negro y estar siempre bien hidratatada. No saltarme NUNCA ninguna comida, y no comer nada de dulce (menos un poco de chocolate) por la tarde, a mi cuerpo no le funciona. Ahora tomo dos suplementos: Magnesio (para relajarme) y un extra de antioxidante-selenio. Y el otorrino me ha mandando ejercicios de relajación, que tengo que poner en práctica.

¡La receta! Quizás este cake no tiene mucho que ver con el contenido de este post, pero te aseguro que tienes muchos motivos por los cuales preparar este bizcocho. Porque lleva zanahorias y calabacín sutílmente escondidos y para todas las mamás es clave, porque es muy fácil de hacer y porque solo ensuciarás un bol, lo cual mola mucho. Se trata de un cake de zanahorias y calabacín, endulzado con azúcar de coco, se podría probar una versión endulzada con plátanos y/o dátiles para endulzarlo de forma natural. Es esponjoso, y este caso, le añadí unos trozos de chocolate negro porque según Elliot y Luis, un cake sin chocolate negro, no es un cake….
Aguanta unos 3 días, tapándolo con un trapo y puedes cortarlo en rodajas y calentarlas en una sartén.

Cake sin gluten de zanahoria y calabacín

2 zanahorias ralladas * (podrías usar restante de zumo de zanahoria, la pulpa restante)
1 calabacín rallado (sáquale el líquido sobrante al rallarlo) *
*lo suyo es tener 2 cups / 500ml de verduras ralladas
3 huevos orgánicos
1/3 cup / 180 ml de aceite de oliva
1/2 cucharita de canela en polvo
1/2 cucharita de vainilla en polvo
2/3 cup / 145 gr aprox. de azúcar de coco
1 cup / 100 gr de harina de almendra
1 cup / 150 gr (aprox.) de harina de arroz (o de espelta en su defecto)
1 cucharita de levadura sin químicos
1/4 cucharita de bicarbonato de sodio
pizca de sal

*70 gr de chocolate negro trozeado

Precalienta el horno a 180ºC.
Unta un molde rectangular o redondo de unos 20 cm de diámetro.
En un bol, ralla las zanahorias y calabacín, y no te olvides de quitar el líquido sobrante de los calabacines al rallarlos.
Añade los 3 huevos y mezcla.
Añade el aceite de oliva, la canela, vainilla y azúcar de coco. Mezcla bien.
Añade la harina de almendra y de arroz, la levadura, bicarbonato de sodio y sal. Vuelve a mezclar. (Podrías añadir el chocolate negro trozeado aquí.)
Vierte en el molde. Decora con el topping (receta más abajo*). Hornea unos 50-60 minutos.
Saca del horno, deja enfriar. Saca del molde y deja enfriar del todo.

Puedes decorar con, mezcla en un bol y decora con:
1 cuchara de azúcar de coco
3 cucharas de copos de avena
1 cuchara de semillas de calabaza

38 comentarios en “Cake sin gluten de zanahoria & calabacín”

  1. Hola! Me he sentido muy identificada porque hace 4 años me diagnosticaron Meniere y aunque la crisis de vértigo se me pasó en 4 meses los mareos y el pitido se quedaron conmigo y desde hace 9 meses tengo intolerancia al gluten, a la lactosa y a la fructosa… Llegué a tu blog queriendo aprender a comer más sano porque también creo que el estrés y alimentación influyen mucho, muchas gracias por tu ayuda.

    Icíar

    1. Hola Iciar, gracias por tu mensaje! Vaya pues si, que casualidad…los mareos son muy molestos si….el estrés, la peor creación de este siglo….un beso!

  2. Hola Chloé!!! Casualmente a mi mes estan estudiando tb por un posible Meniére ( tengo exactamente lo mismo q tu). En fin, si al final sale, tendremos que aprender a vivir con ello. Afortunadamente, aunque molesto, es algo con lo que podremos seguir adelante. Un beso!!!!!

    1. Vaya que casualidad! Si exacto, creo que con las enfermedades que hay mucho más graves y molestas, es algo llevadero, un beso y gracias por compartir <3

  3. Chloé que bien has definido con tus palabras la relación enfermedad-emociones. Estoy totalmente de acuerdo contigo, yo pasé un cancer de mama (aunque no sea una enf. Autoinmune) y mucha responsabilidad tuvo en mi caso el estres, la falta de autoestima , los miedos y la impotencia, sin contar con otra alimentación no tan sana como ahora.
    Yo desde mi experiencia ademas soy enfermera y he podido ver las dos caras de la moneda y te aseguro que si todos nos trataramos con mas amor, nos escucháramos nosotros mismos y mucho mas(no quiero alargarme ) no existirían tantas enfermedades ni las personas se medicarían tanto como ahora. Gracias por tus palabras, seguro que ayudaras a muchas personas ❤️✨👍

    1. Gracias Nuria, por compartir un poco de ti <3
      Si, totalmente de acuerdo con lo que nos cuentas....al final es un cúmulo de cosas pero creo que las emociones tienen un factor determinado! Un beso y mil gracias <3

  4. Chloé, como te entiendo. Al leerte me he sentido menos sola, porque yo también soy una persona muy sensible al estres y a los cambios, muy emocional en definitiva. Hace un año pasé por una baja laboral por estres que me tuvo encadenando enfermedades durante un año, y una de ellas fueron los mareos y vértigos. Ahora estoy recuperada y veo la vida de otra manera. Gracias por compartir tu experiencia.
    Por cierto, este cake merece muchos aplausos. Un abrazo.
    Yolanda

    1. Hola Yolanda, me alegra saber que ahora estás mejor y ves las cosas de otra manera. Gracias a ti por compartir tu vivencia, todos aprendemos de todos <3

  5. Me ha encantado el post ❤
    Tienes muchísima razón, la alimentación juega un papel fundamental en nuestras vidas, pero de poco sirve si descuidamos el bienestar individual y la vertiente emocional!!

  6. Que grande eres Chloe, cuentas las cosas de una forma tan sencilla, sensible y humilde…, creo que ayuda a por lo menos, si sufres algun sintoma acudir a un medico y cuestionarte que lo que te pasa tiene nombre y puede tratarse.Que importante es el equilibrio y que dificil conseguirlo, te crees que cuidando hasta el extremo la comida estas a salvo de todo y a veces es mas importante crear una ambiente agradable que lo que pones a la mesa…En finm una vez mas gracias por compartir, y habra que probar el pastel, que pintaza!

  7. Hola Chloè!
    Gracias por compartir tu experiencia. La verdad que me llega en un momento duro, ya que al igual que tú, padezco de un sistema inmune debilitado y ayer me dieron un diagnóstico duro de asimilar… Como tú caso, llevo años batallando contra esto, llevo una alimentación muy similar a la tuya y he logrado muchísimas mejoras. Así que este “palo” de ayer fue difícil de encarar (por lo que dices, con lo bien que me alimento y tal)… Suscribo todo lo que comentas sobre la salud emocional, el control del estrés y el trabajo interior. En esto es donde nos queda mucho por recorrer en nuestro camino, la alimentación es una clave más que nos ayuda, un complemento perfecto para ello!
    Gracias de nuevo por mostrar tu actitud positiva ante esta nueva situación que tienes que vivir. Yo hoy me he levantado con nuevos propósitos para afrontar la mi amor también, por eso estoy convencida de que tu post me ha llegado en el momento adecuado.
    UN fuerte abrazo

    1. Hola Carmen, vaya siento mucho oir esto! Y te agradezco mucho el que compartas un poco de tu experiencia por aqui. Imagino que no es fácil y muy frustrante, pero tenemos la obligación de escuchar más a nuestro cuerpo, interior y gestionar los factores ambientales.
      Espero que encuentres ese equilibrio, fuerza y cariño que te mereces, te mando un abrazo enorme! <3

  8. Hola Clhoé, cuanto me resuena lo que me cuentas, mis mareos vienen de un tipo de migraña que me afecta al sistema vestibular… un año llevo ya aprendiendo a vivir con mareos, y ! como afecta mi estado de estrés a la intensidad de los mareos !; creo que es la gran asignatura pendiente de esta sociedad.
    Gracias por enseñarnos a cuidarnos desde la alimentación y por compartir tu vida personal de la que podemos aprender mucho también. A veces parece que detrás de un blog hay una persona ” perfecta” y es agradable saber que todos tenemos nuestras cosas, y aún así vosotras conseguís aportar vuestro granito de arena para hacer del mundo un lugar mejor.

    1. Hola Elena, gracias por compartir tu historia por aqui. Y entiendo lo de los mareos, es muy molesto. jejeje si eso parece, pero te aseguro que no hay nadie perfecto <3 Un beso

  9. Hola Chloe:
    Suscribo todos los agradecimientos.😃
    Dos dudas que me surgen siempre que leo tu blog:
    1.-Qué proteínas tomas?Es que soy casi vegetariana (tomo algo de pescado,quesos u huevos) pero siempre dudo si estaré dejando a mi cuerpo sin material para músculos,pelo,etc.,.
    2.-Tienes algún truco para no atiborrarte de lo primero que pilles cuanto te ataca la ansiedad?🤔
    Gracias.

    1. Hola Sara,
      1. Tomo huevos, proteína de cáñamo, espirulina, verduras de hoja verdes y garbanzos & legumbres
      2. jejeje trozito de chocolate negro 80% de cacao, aunque siempre bebo un vaso de agua primero ya que calma la ansiedad y luego veo que es lo me pide mi cuerpo
      <3

  10. Todos decimos que lo más importante de la vida es la salud, pero luego no la cuidamos. Hacemos jornadas maratonianas de trabajo, más trabajo en casa, más niños, más recoger… dejando siempre aquello que nos causa bienestar o placer para otro momento, sin darnos cuenta que si no estamos bien mentalmente, es imposible estar bien físicamente

  11. hola Chloé! hacia tiempo que no tenia tiempo para cocinar con calma,he tenido unos ultimos años con un master y mucho estudio, feliz de volver a empezar a tener calma para cosas buenas :)He hecho los muffins ( calabacin choco) y de sabor super ricos,!!aunque me han quedado muy hechos por fuera(marrones) y un poco crudos por dentro. Normalmente coloco el horno con arriba y abajo y ventilador pero igual es mejor no usar ventilador?en que posicion colocas el horno para muffins y pasteles?
    Queria preguntarte tambien si los dias de talleres iran cambiando porque de momento solo podria venir a uno,pero ya ire mirando lo que publicas!
    Me parece genial que empieces a hacer cursos y cada vez des mas consejos en temas organizativos descubrir trucos nuevos y aprender es una maravilla!
    Espero que sigas con energia a pesar de tus complicaciones de salud y te mando muchos animos!

    c.

    1. Hola Clara, gracias por tu mensaje! Vaya siento lo de los muffins! que raro…si también uso el horno de esa forma…cambiaste algo de las cantidades o ingredientes?
      Oks, si lo de los talleres voy a plantearlos de otra forma para que sea más viable para todos,
      Un abrazo y muchas gracias por tus ánimos! Chloé

  12. Graciad por la receta, lo quiero probar! Donde compras azúcar de coco? Mi hijo es celíaco y tengo que tener mucho cuidado, nada a granel, cuidado con la contaminación cruzada.. En general acabo comprando productos de las marcas conocidas y estoy un poco limitada! Muchas gracias! Julie

  13. Espectacular! La receta no puede ser más fácil y el sabor es increíble! Me ha encantado! Seguro que la repetiré en varias ocasiones! Muchas gracias 🙂

  14. Chloe esta riquísimo! (aunque yo lo he hecho en molde de muffins). Ha quedado muy muy jugosito y con un sabor muy especial, no demasiado dulce y con ese aroma a canela…mmm… ¡Ha gustado a grandes y a pequeños!
    Solo comentarte que me da la sensación que ha quedado un poco aceitoso. Ves viable ponerle menos cantidad de aceite?
    Gracias por compartir tus recetas y un trocito de tu vida.

    1. Hola Miriam, qué ilusión que hayas hecho la receta! Vaya, que raro…no debería quedar aceitoso….lo único que se me ocurre es: o bien que al untar los moldes con materia grasa, hayas puesto quizás un pelín demasiado o bien por el haner hecho en versión muffins quizás hay que poner un poco menos de líquido? Un beso y gracias por tu mensaje! <3

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te invito a que te registres si quieres recibir las últimas recetas y novedades