Anterior

Comer bien nunca fue tan fácil. Haz click aquí para saber más sobre Biotiful Plan.

Carbonara de calabacín

Sé que hacer de las cenas algo fácil, llevadero y a gusto de todos es una asignatura pendiente para muchos de vosotros, hasta para mi lo es. Estamos cansados, sin ideas y no queremos pasarnos mucho tiempo en la cocina. Por eso, quiero ayudaros compartiendo más ideas de cenas super sencillas y siempre de temporada.
Como sé que la pasta le gusta a todos (¿o no?) y que la salsa carbonara es una de las favoritas de los peques (o eso he oído), vamos a preparar una versión con espirales de calabacín. El calabacín está de temporada y hay que sacarle partido, que sea con estos pancakes de plátano y calabacín o con esta crema de calabacín y espárragos, o con esta versión más salubable y green de la famosa salsa carbonara. En mi libro, os comparto una Kaleonara, una versión con kale, y también os cuento el truco de una buena carbonara, aprovechando parte del líquido de cocción, yemas de huego, parmesano y el calor residual de la sartén.

El calabacín tiene muchas salidas, pero creo que se puso de moda con los famosos zoodles, espirales de calabacín que dan mucho juego en las recetas. Yo uso este y me sirve tanto para el calabacín, con boniato, zanahorias o remolachas. Aunque con un pelador de patatas o un pelador tipo julienne también podríais hacer «lazos» de calabacín. Lo bueno de este plato es que el calabacín se mezcla con la pasta y la salsa, y en el caso de los más pequeños, el calabacín pasa desapercibido y seguro que repiten.
Además para darle el toque crunchy al plato, podría hacer esta versión de bacon de coco de la mega star Sarah Britton de My New Roots.

Carbonara de calabacín
Para 4 personas

300 g de espaguetis sin gluten (o de tu preferencia)
1/2 cup / 125 ml de crema de avena o nata orgánica (la crema de avena la compro en tiendas orgánicas)
4-6 cucharas de parmesano rallado
2 yemas de huevos bio
Sal & pimienta
2 cucharitas de ralladura de limón
1 + 1/2 calabacín cortado en espiral
1/2 cup – 1 cup / 125 – 250 ml de agua de cocción

Para servir
Parmesano rallado
Pimienta
Perejil picado

Pon agua a hervir con sal y cocina la pasta según las indicaciones del paquete. Recuerda, para más adelante guardar parte de la agua de cocción.
Mezcla en un bol la crema de avena, parmesano rallado, yemas de huevo, sal, pimienta y ralladura de limón. Reserva.
Limpia el calabacín y prepara los espirales con el espiralizador y pela patata. Si lo haces con el espiralizador, te recomiendo ponerlo en un bol y con las manos mueve los espirales de calabacín para que no estén pegados los unos con los otros.
Pon a calentar una sartén con un poco de mantequilla, añade el calabacín y saltea unos 3 minutos.
Cuela la pasta (guarda parte del agua de cocción), vuelve a poner la pasta en la olla, añade el calabacín, la mezcla yemas & parmesano y no pares de mezclar, con cuidado. Añade poco a poco el agua de cocción (no pases tampoco de cantidad), hasta conseguir un efecto carbonara.
Sirve enseguida con más parmesano, pimienta y perejil si quieres.

Todavía no hay comentarios ¿Quieres poner el primero?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies